sábado, 11 de febrero de 2012

Cartas de Lector a favor y en contra de Andes

Hace una semana leimos una carta de lector en El Tribuno cuya autora se quejaba de la atención de Andes y en el día de la fecha fue publicada otra nota donde -al contrario- se habla bien de esta faceta de la empresa. Reproducimos ambas en este post.



Un vuelo de terror

sábado 28 de enero de 2012
http://www.eltribuno.info/salta/122313-Carta-de-lectores.note.aspx

 Mi hermana de 28 años padece de trastornos fóbicos. El miércoles 4 del corriente, debía tomar el vuelo de las 8 de la mañana de la empresa Andes Líneas Aéreas, con destino a Córdoba. Al viajar sola con su nena de 3 años, el elemento contrafóbico que encontró en anteriores vuelos de la misma compañía fue estar ubicada en los primeros asientos, a un paso de la cabina, de tal suerte de estar eventualmente en rápido contacto con la tripulación de vuelo. Eso le permitiría manejar su angustia, que puede llegar a ser incontrolable. Le comentó educadamente a la empleada, señorita Viviana Marcón, que padecía ataques de pánico y que le rogaba, en caso de ser posible, que la ubicara en algunos de los primeros asientos. La empleada le respondió que esos asientos estaban reservados para personas con sillas de ruedas, exclusivamente. Mi hermana, angustiada, insistió tranquilamente con que si no había alguna posibilidad, en caso de que estuvieran libres. La empleada, levantando el tono de voz, de tal suerte que toda la fila escuchara, le dijo que si tenía alguna enfermedad le trajera un certificado. Intervino preguntando: “Pero ¿están los cinco ocupados?”. Con un gesto que no puedo sino calificar de displicente le dijo que sí. Mi hermana ya estaba totalmente angustiada, al borde de un episodio panicoso, pidiendo que no levantase la voz. Con toda suerte, un pasajero que estaba en la fila le ofreció sentarse al lado de ella, lo que la tranquilizó un poco. Ya en vuelo, pudo ver que dos de los asientos de primera fila estaban desocupados. Seguramente el problema podía haberse resuelto con un poco de buena voluntad, como ocurrió en todos los otros vuelos que mi hermana debió realizar sin compañía. Hoy cualquiera comprende que los padecimientos psíquicos existen, aunque no presenten ninguna evidencia física. La empresa debiera unificar criterios y formar a su personal en una buena educación y atención a personas con problemas que requieren sus servicios.

Valeria Vittor, Ciudad




Buena atención en Andes
sábado 11 de febrero de 2012
http://www.eltribuno.info/salta/127093-Carta-de-lectores.note.aspx

Días atrás, El Tribuno publicó en la sección de cartas de lectores, una nota respecto al mal comportamiento que -detalló una pasajera- había tenido el personal de la empresa Andes Líneas Aéreas con ella.
Los términos de esa exposición me sorprendieron en gran medida, porque a lo largo de los años que llevo viajando como pasajero de Andes, he recogido la mejor de las impresiones de esta compañía.
He sido pasajero de no menos de una decena de líneas aéreas, tanto argentinas como extranjeras, y en vuelos de cabotaje como internacionales, y la atención que he encontrado por parte del personal de esta empresa me lleva a calificarla de excelente.
Sin poner en duda las expresiones de la denunciante, me resulta sorprendente encontrar comportamientos inadecuados hacia el pasajero de parte del personal de Andes, al que siempre he encontrado solícito y deferente. En honor a expresar la opinión que me cabe como un pasajero satisfecho de esta línea aérea, he querido volcar mis experiencias que distan de las expresadas en la referida nota.

Ing. Guillermo H. Schwarcz, Ciudad