lunes, 13 de mayo de 2013

La ruta aérea que eligió el narcotráfico en Salta

Rosario de la Frontera | Un equipo periodístico de El Tribuno recorrió la zona donde sobrevuelan las avionetas

LA RUTA AÉREA QUE ELIGIÓ EL NARCOTRÁFICO EN SALTA

[Nota de El Tribuno] 12/Mayo/2013 Una aeronave Cessna fue abandonada en una finca en diciembre de 2012. Hace dos semanas se divisó a otra. Pese a la desmentida de medios oficiales, los pobladores del sur salteño denunciaron ver varios vuelos irregulares.




La tranquilidad y armonía que reinaron por años en los pequeños pueblos de El Potrero y Antillas, al sur de nuestra provincia, se vieron afectadas por un presente muy lejano al de los humildes trabajadores de la zona: los narcotraficantes eligieron el triple límite entre las provincias de Salta, Tucumán y Santiago del Estero para recargar combustibles antes de continuar sus viajes aéreos clandestinos rumbo a las principales ciudades del país y del exterior.
Hace aproximadamente dos semanas, efectivos de Gendarmería Nacional y de la Policía local recibieron denuncias anónimas sobre un nuevo vuelo irregular en la zona, que fue ratificado días después por los pobladores a El Tribuno.

En agosto de 2011 ya se había dado la primera señal de alerta cuando, en la localidad santiagueña de Los Pirpintos, ubicada en el extremo norte de esa provincia, una avioneta que llevaba 100 kilos de marihuana proveniente de Paraguay, fue secuestrada en el lugar y se incautó la droga, aunque sus ocupantes lograron huir.

Poco más de un año después, el 10 de diciembre de 2012, una avioneta boliviana marca Cessna CP-2735 aterrizó violentamente en la finca La Calera, ubicada a unos 40 kilómetros del paraje San Lorenzo, en una región boscosa de difícil acceso, entre Antillas y El Potrero. Sus pilotos se dieron a la fuga dejándola abandonada por un desperfecto mecánico.

Solo 24 horas después los investigadores recibieron la denuncia y se dirigieron al lugar junto a los perros especializados y se constató que la aeronave llevaba cerca de 500 kilos de cocaína antes de ser dejada completamente vacía -pero con rastros del estupefaciente- en tierra. En esta oportunidad, los integrantes de la comisión a cargo de las tareas investigativas le comentaron a este matutino que otra avioneta de similares características sobrevoló a fines de abril el mismo lugar, cercano al famoso cerro Negro, que es el lugar de referencia para los narcotraficantes.

Tras la publicación de El Tribuno, los medios oficiales se encargaron de desmentir la noticia, aunque días después los lugareños ratificaron que una aeronave pasó a pocos metros de las fincas aledañas en varias oportunidades, para luego perderse en dirección hacia el norte tucumano.

“Vi pasar a una avioneta hace unos días atrás. Me llamó la atención porque se dirigía a la zona donde estaba la otra abandonada (por la Cessna CP-2735), dio varias vueltas y luego se volvió a ir sin descender”, dijo Raúl, un pequeño agricultor del paraje San Lorenzo.
“Unos minutos después vi circular un móvil policial. Después, vinieron los gendarmes. Estos se bajaron del coche y me preguntaron si había visto algo raro y les dije que una avioneta había sobrevolado bajo, pero que después la perdí de vista”.

Los efectivos que buscan la aeronave también corroboraron la noticia y dijeron estar en alerta ante los vuelos irregulares que transitan por ese sector.

Triple frontera caliente
La zona del límite entre las tres provincias es conocida también como la “triple frontera caliente” debido al importante tráfico de droga y el contrabando de mercadería.
Además de las conocidas rutas nacionales 9 y 34, en el lugar existen otros caminos provinciales que desembocan en Santiago del Estero y Tucumán, y también hay caminos vecinales que se conectan entre sí. Por ellos suelen circular los transportadores de productos ilegales.

Para ingresar a la finca denominada La Calera, donde se encuentra abandonada la aeronave boliviana desde hace cinco meses, se debe sortear diferentes obstáculos. Para llegar hasta el cultivo de maíz donde se hizo la maniobra brusca del pequeño avión, hay que recurrir a un vehículo de gran porte, atravesando cuatro vallados.
Según pudo averiguar El Tribuno, ese campo elegido por los narcos es propiedad de un productor tucumano, quien misteriosamente abandonó la finca hace tres años y no se lo volvió a ver por la zona.

Los informantes mencionaron que luego del último cerco, la red delictiva de apoyo instaló su búnker a la espera del vuelo que transportaba los 500 kilos de cocaína. En ese lugar, todavía se encuentra una pequeña casilla y un precario baño.
Se sospecha que un grupo de narcos llegó hasta ese sector los primeros días de diciembre pasado con tachos de combustible y otros instrumentos de logística, aunque tuvieron que cambiar de planes cuando falló el tren delantero de la avioneta y se incrustó en una grieta del terreno de cultivo.

El origen de la droga
Las fuentes sostienen que la cocaína que sobrevuela por este territorio proviene de las regiones productoras de Bolivia, como la provincia de Chapare, mientras que la marihuana que también transita por el norte argentino proviene de los lugares boscosos de Paraguay.
Lamentablemente, la provincia no cuenta con los instrumentos necesarios para frenar el tráfico aéreo ilegal. El único radar instalado en Salta, ubicado en Tartagal, carece de alcance pese a que se encuentra en funcionamiento. Similar es el caso de Tucumán, que tampoco posee los medios para desbaratar a las más importantes redes de narcotráfico.

Desplazarse por tierra parece ser otra buena alternativa para los narcos, especialmente después de la inexplicable orden de la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, quien a principios del año pasado trasladó hacia Aguaray al 90% del personal de Gendarmería Nacional que operaba en la zona fronteriza de Salvador Mazza, donde se concentra el mayor ingreso de cocaína al país.
La única provincia del norte que cuenta con un radar 3D, construido por el Invap, es Santiago del Estero.

Por ese motivo, se sospecha que las organizaciones suelen sobrevolar solo el límite de esa región y transportar el resto de la droga por vía terrestre.

Los testimonios en video
El reconocido docente de la escuela Fuerza Aérea Argentina de El Potrero, Carlos “Cacho” López; un jubilado que se identificó como “Don Sosa” y otro trabajador de la zona del Paraje San Lorenzo, fueron algunos de los vecinos que ratificaron a El Tribuno que una avioneta sobrevoló ese sector hace aproximadamente dos semanas. Mirá los videos con los testimonios.[Nota de El Tribuno]

OTRA NOTA: "No habia un volcán en erupción, eran motores"