miércoles, 4 de enero de 2012

Claudio Zanlongo, el piloto que evacuó a de la Rua

El diario provincial El Tribuno, publicó luego del 10° aniversario del 20 de Diciembre de 2001 una nota con nuestro amigo y piloto de helicópteros Claudio Zanlongo, quien actualmente se desempeña en el ámbito aéreo de nuestra provincia a través de Aviación Civil Salta, pero que aquella vez le toco ser protagonista de un hecho historico: La salida del Presidente de la Rua desde Casa Rosada.


Foto El Tribuno

Muchas fueron las notas que se publicaron sobre Zanlongo, desde breves entrevistas radiales hace algunos años con Chiche Gelblung hasta extensas notas en distintos medios motivo del mentado 10° aniversario.

Esta vez nos centraremos en el diario local y posteriormente actualizaremos el post, con mas fotos y anécdotas de este piloto amigos que permitió acercar este blog a la DPA Salta y a los puentes aéreos sanitarios de verano que se realizan para ayudar a la población del chaco salteño.






Aprovechamos la ocación para saludar a todos los pilotos, mecánicos y médicos que realizan esta cansadora y loable tarea.


Volando desde Tartagal a Mosconi para repostar y partir al chaco salteño. Foto Aeropuertos de Salta.





CLAUDIO ZANLONGO, EL PILOTO QUE SACÓ A FERNANDO DE LA RÚA DE LA CASA ROSADA
"Más reconfortante que llevar presidentes es salvar vidas"
En 2001 era piloto presidencial. Hace más de seis años que vive en Salta. Hoy cumple una tarea vital con los vuelos sanitarios

[Nota de El Tribuno]




En ese entonces, el vicecomodoro Claudio Zanlongo era piloto de los dos helicópteros presidenciales. Por eso el día que estalló todo, en 2001, Zanlongo aterrizó un helicóptero Sikorsky S-76 en la terraza endeble de la Casa Rosada y en menos de un minuto sacó por los aires al saliente presidente Fernando De la Rúa. En ese momento no sabía que iba a quedar en la historia y tampoco imaginaba que esas maniobras iban a quedar en la retina de millones de argentinos.

Hace días se cumplieron los primeros 10 años de esa crisis institucional, social y política que dejó 39 muertos, incluyendo 9 menores de 18 años. Claudio Zanlongo vive en Salta hace más de seis años. Pidió el retiro de las Fuerzas Armadas para transformarse en uno de los cuatro pilotos civiles de la Provincia. No por nada fue elegido para trasladar presidentes. Con 50 años, vuela helicópteros desde los 18.

“Es más reconfortante salvar vidas humanas que trasladar primeros mandatarios, por más que sea una actividad muy importante. En la Provincia el 90% de los vuelos son sanitarios. No hay horarios. Sobre todo en esta época de lluvias. El Chaco salteño queda aislado totalmente y hay una comunidad inmensa que sufre eso todos los veranos. El helicóptero es vital para ellos”, contó.

“Fue un vuelo muy difundido, pero fue más trascendental en mi vida rescatar a una abuela en el cerro”, dijo Zanlongo. Pero el 20 de diciembre era uno de los dos pilotos que estaba de turno. “Hacíamos la inspección previa del helicóptero y esperábamos que nos llame el Edecán de turno”, contó.

Esa mañana, el expresidente despegó en el Sikorsky S-76. Para el otro helicóptero, el Sikorsky Black Hawk, los mandos superiores tenían planeado otro destino, en caso que hiciera falta. “A la mañana temprano todo se perfilaba como un día normal. No imaginamos que el presidente renunciaría ese día y mucho menos que iban a haber 39 muertos”, dijo Zanlongo. El expresidente aterrizó a las 11:45 de la mañana en al helipuerto presidencial, a unos 230 metros de la Casa Rosada.

Horas más tarde, en la plataforma militar del aeroparque Jorge Newbery les informaron que habría una evacuación desde la terraza de Casa Rosada. Ese helipuerto no se usaba desde la Semana Santa de 1987, cuando el presidente era Raúl Alfonsín. “La casa está en orden”, había dicho.

Además del problema estructural del techo, que no está preparado para aguantar el peso de un helicóptero, el cielo estaba plagado de cables y antenas que podían desencadenar una tragedia. Pero ya estaba decidido. La seguridad presidencial no se arriesgaría a cruzar los 230 metros que separan el helipuerto oficial de la Casa Rosada.


LOS DETALLES DEL ATERRIZAJE HISTORICO