jueves, 2 de abril de 2009

Espectacular persecución desde el helicóptero de Genadarmería



Fue desde el helicóptero de Gandarmería Nacional Sección Aviación Orán, el Helibrás HB-350 B3 Esquilo matrícula GN 927. La acción fue realizada sobre la ruta nro. 53. Es la primera vez que se realiza este tipo de operativo.



Padre Lozano / Cinematográfica persecución

Secuestraron 52 kilogramos de cocaína

Un llamado anónimo alertó sobre el traslado de la droga en una camioneta, que fue encontrada por un helicóptero de la fuerza.


Los investigadores no descartan que los "narcos" sean atrapados en los próximos días, ya que no creen que lleguen muy lejos.




Un cargamento de 52 kilogramos de cocaína de máxima pureza fue incautado ayer a la tarde, tras una cinematográfica persecución por la ruta nacional 81, en el tramo que atraviesa la localidad de Padre Lozano, en Hickman, al nordeste de la provincia.

La droga era transportada en una camioneta que fue perseguida por un helicóptero de Gendarmería Nacional durante dos kilómetros, hasta que finalmente "cruzó" a los narcotraficantes para que detuvieran la marcha. Las personas que llevaban la carga aprovecharon el descenso para escapar a pie, aunque la carga quedó secuestrada.

Todo comenzó cerca del mediodía cuando un llamado anónimo al Núcleo Tartagal de Gendarmería alertaba sobre una camioneta negra que transportaba droga de este a oeste por la ruta nacional 81. En esa comunicación también se informaba que dos personas que habían salido del monte con mochilas a cuestas, habían subido a la camioneta en la localidad de Dragones.
Inmediatamente los uniformados salieron en un móvil hacia esa ruta, aunque no lograron hallar nada en el lugar indicado.

Apoyo aéreo

Los gendarmes solicitaron entonces la colaboración de la sección Aviación de Orán, que envió el helicóptero GN 927, para que sobrevolara la ruta provincial 53. Tras recorrer varios tramos de la ruta, en inmediaciones de Padre Lozano, vieron una camioneta negra que respondía a las características descriptas que se dirigía hacia el oeste.
Los gendarmes se acercaron hasta el rodado y advirtieron que llevaba una caja con bolsas blancas.

Al presentir el helicóptero sobre sus cabezas el conductor del rodado aceleró para escapar.
El piloto de la nave no les perdió pisada y siguió de cerca a los narcos durante dos kilómetros, hasta que lograron sobrepasarlos, y aterrizaron frente a la trayectoria del utilitario cargado.
En ese momento, mientras los gendarmes bajaban de la aeronave, el conductor y su acompañante bajaron del rodado para internarse en medio del monte.

Los efectivos fueron hasta la caja de la camioneta, donde vieron cuatro bolsas de arpillera, que contenían 63 "ladrillos" de cocaína. Los paquetes sumaban 52 kilogramos de cocaína y quedaron a cargo del juez Federal Raúl Reynoso."Es la primera vez que se usa un helicóptero para una persecución de este tipo", dijo el comandante Rubén Yavorsky, del escuadrón de Tartagal.






Foto 1: GN 927, de Gendarmería Nacional Sección Aviación Orán sobrevolando la Escuela de Aviación Militar de Córdoba. Foto de Emma Tula. Ver link