sábado, 13 de diciembre de 2008

Salta permutaría Learjet por Bell 407 con Neuquén

Aparentemente la trasacción entre ambas provincias por el Bell407 de Neuquén y uno de los dos Learjet de Salta ya se habría realizado.


Sapag cambia un helicóptero por un avión
Está negociando con el gobierno de Salta una permuta por un Lear Jet.

NEUQUÉN (AN) - Jorge Sapag tomó la decisión de desprenderse de uno de los dos helicópteros que, con un costo de 3.000.000 de pesos, compró la provincia durante el gobierno de Jorge Sobisch.
Trascendió que se lo cambiará al gobierno de Salta por un Lear Jet, que tiene, para la actual gestión, mejores prestaciones.
Desde que asumió, Sapag viene hablando de la necesidad de vender los helicópteros que compró Sobisch con fondos del plan de seguridad, porque se trata de máquinas con serias limitaciones en la tarea policial. Basta recordar que no pueden volar sobre las ciudades.
Sobisch presentó las aeronaves en diciembre del 2005. Ese día anunció que compraría dos más, algo que finalmente no pasó.
Los helicópteros tiene una sola turbina, lo que, para las reglamentaciones de la Fuerza Aérea, es motivo suficiente para que no puedan volar sobre ciudades, ya que una falla los transformaría en una amenaza directa para la seguridad pública.
Son máquinas modelo Bell 407, con capacidad para seis personas más el piloto. Estos helicópteros pueden cargar hasta 1.000 kilos en la parte interior y 1.200 kilos en la exterior. Cuentan con equipamiento para efectuar rescates bajo distintas condiciones y para combatir incendios forestales. También tienen tres cámaras con zoom. Fueron comprados sin licitación, mediante una adquisición directa.
Fuentes del gobierno de Sapag dijeron que el Lear Jet por el que cambiarán uno de los helicópteros no tiene limitación en las rutas de vuelo y su prestación es amplia: puede servir para vuelos sanitarios como para el traslado de la comitiva oficial del gobernador en sus salidas de Neuquén.
El gobierno de Salta tiene otras necesidades, como las inundaciones en el interior de la provincia, para las que un helicóptero es más ventajoso que un avión.
El ex jefe de Gabinete, Jorge Lara, que tenía a su cargo las máquinas en tiempos de Sobisch, dijo que como se trata de "una venta de un bien del Estado o una compra de otro bien, tiene que estar todo dentro de la reglamentación". Consultado por una radio, Lara dijo que se enteró de que el gobierno estaba pensando en vender uno de los helicópteros porque "gente amiga" le avisó "de que esto ya había trascendido. No tenemos información acerca de las acciones directas de las áreas de gobierno", dijo, en plural.
Contó que el gobierno anterior había capacitado a los pilotos y que él estuvo en una actividad en la zona del lago Lolog. Son "muy versátiles y muy usables acá, en la región no hay otros helicópteros capacitados como éste ni hay aviones contra incendios.

¿Será el LearJet 31A LV-BMD el elegido para la permuta?

Recordemos que Salta ya cuenta con un helicóptero (Bell 412EP) al cual se le da mucho uso y es perfecto para traslados sanitarios de alta complejidad pero es un modelo que consume más combustible que el el Bell 407 de Neuquén que no permite traslados aéreos sanitarios delicados.

Por otro lado, ¿conviene a Salta realmente entregar uno de los Learjet?, por más que se cuenten con dos de este tipo de Jets. Recordemos que el Gobierno obtiene ganancias por el servicio de taxi aéreo que ofrece de manera muy seguida esta parte de la flota provincial.

Esperemos que se realice el analisis previo necesario.